La Contraloría General Interna realizó un ciclo de conferencias para funcionarios de la UACh.

Con la finalidad de garantizar la continuidad en la prestación del servicio y asegurar el cumplimento de las funciones sustantivas de la Universidad Autónoma Chapingo, como la docencia, investigación, servicio y difusión de la cultura, la contraloría general interna organizó el ciclo de conferencias denominado: “El proceso administrativo de entrega-recepción y su certeza jurídica”, dirigido a funcionarios y empleados con responsabilidad.

El contralor, Adolfo Palma Trujano, señaló que el objetivo de este ciclo de conferencias es estandarizar el proceso de entrega-recepción: “Así atendemos un fuerte problema relacionado con muchos casos de pérdida de información, o entregas que no se realizaron en tiempo y forma”.

 

Enfatizó que la mayoría de los funcionarios no conocen la legislación universitaria. “La Contraloría, preocupada por esta situación, continuamente brinda cursos de capacitación para contribuir al fortalecimiento del sistema de control interno”.

 

Las acciones de la Contraloría propician la rendición de cuentas y garantizan el patrimonio de la universidad, “ésa es una de las preocupaciones que todos debemos tener: preservar, salvaguardar los intereses de la institución y el patrimonio de la nación”, señaló el contralor.

 

“Se trata de implementar un sistema de control interno, que sean una herramienta fundamental que promueva el cumplimento de los objetivos de la institución, como la minimización de riesgos, la reducción de los actos de corrupción y fraudes, además de integrar las tecnologías de información, el comportamiento ético de los servidores públicos, y consolidar los procesos de rendición de cuentas y transparencia.

 

Palma Trujano señaló que con ello se busca fomentar una cultura administrativa para garantizar la transparencia: “tenemos que profesionalizar los procesos, ya no podemos trabajar de buena fe; todo tenemos que hacerlo por método, en el marco legal, y con ello generar seguridad jurídica para los funcionarios”.

 

“El sistema de control interno es una política que está impulsado el gobierno federal, y todos debemos apropiarnos de la ley general de transparencia y acceso a la información pública; y las sanciones ya no son para la institución, sino para los funcionarios”, estableció.

 

El doctor Adolfo Palma señaló: “En la Contraloría no queremos ser coercitivos; por ello estamos encabezando este ciclo de conferencias en varios procesos, para ser preventivos, evitar riesgos y daño al patrimonio de la Institución”.

 

A manera de conclusión el Contralor General Interno, Dr. Adolfo Palma Trujano presento como propuesta:

  1. Que todos los  funcionarios y empleados con responsabilidad de la UACh, conozcan los Componentes y Principios del Sistema de Control Interno y
  2.  Que los TITULARES de cada Unidad Administrativa lo establezcan e implementen, 
  3. Vinculado al Sistema  de Control Interno General que establezca e implemente el TITULAR DE LA INSTITUCIÓN.

En tanto, el rector de la universidad, el doctor José Sergio Barrales Domínguez, reconoció el trabajo que realiza la Contraloría y pidió continuar con él, “porque vale la pena que se vaya consolidando una cultura de responsabilidad de quienes tenemos la posibilidad de tener un cargo”.

Y fue más allá: “La responsabilidad no termina en la fecha que se deja el cargo: el deber de los funcionarios que dejan un cargo es ayudar al funcionario que sigue a dar continuidad a los servicios que ofrece”.

 

Finalmente, el rector José Sergio Barrales pidió a la contraloría que vía oficio: “se me investigue, porque yo no tengo proyectos personales”.

Contraloría General Interna